Beauty on the Moors: Explorando la colonia de artistas de Worpswede

La colonia de artistas de Worpswede en el estado alemán de Baja Sajonia ha sido un caldo de cultivo para actividades creativas durante más de un siglo. Su presencia ha tenido un profundo efecto en la artesanía de la región. En el blog de hoy, exploraremos la historia de la colonia y cómo impactó la artesanía del mueble en Baja Sajonia.

Durante las últimas semanas, nos hemos concentrado en una variedad de momentos específicos en la historia del mueble. Eche un vistazo a nuestra exploración de mesas de costura antiguas o nuestra pieza sobre los exclusivos muebles Biedermeier de Josef Ulrich Danhauser. Luego síguenos a las marismas del norte de Alemania hasta el pequeño pueblo de Worpswede.

Fundando una colonia

El final de los 20th El siglo fue una época turbulenta en Alemania. Después de la unificación en un Imperio en 1871, el país invirtió su riqueza y poder en la industrialización, convirtiéndose más tarde en la nación industrial más productiva de Europa a principios del siglo XXI.S t siglo.

Primavera de pintura de Heinrich Vogeler - Styylish
“Primavera” de Heinrich Vogeler

El impulso por la supremacía industrial cambió los paisajes urbanos en todas partes. Las ciudades estaban salpicadas de fábricas, el humo llenaba el aire y la mano de obra abarrotaba los centros urbanos. No era un entorno propicio para el pensamiento creativo.

En 1889, el joven pintor Fritz Mackensen escapó de la ciudad de Düsseldorf. Estaba desilusionado con el fervor industrial de los paisajes urbanos. Como muchos artistas de la época, buscó refugio en el campo y se dirigió al pueblo de Worpswede, en las profundidades de las marismas del norte de Alemania.

Pero Mackensen llevó esa desilusión un paso más allá. Fundó una aldea de artistas que atrajo a toda una generación de artistas a las marismas de Baja Sajonia. Uno que todavía está activo hasta el día de hoy.

An Early 20th Century Haven

La colonia de artistas de Worpswede atrajo a pintores, escultores y escritores, incluidos algunos de los artistas más importantes de la historia alemana. El poeta Rainer Maria Rilke conoció a su esposa, la escultora Clara Westhoff en la colonia. De hecho, se enamoró de ella en las marismas brumosas.

worpswede-otto-styylish
Un retrato de Otto Modersohn por su esposa Paula Becker-Modersohn

La famosa retratista Paula Modersohn Becker también se casó allí con el paisajista Otto Modersohn. Sus reconocibles retratos expresionistas inspiraron el arte del paisaje impresionista de su esposo para volverse gradualmente más colorido y expresionista. Ese tipo de interacción fluida entre artistas era común en la colonia de artistas de Worpswede.

worpswede-modersohn-styylish
“Otoño en los moros”, de Otto Modersohn, 1895

Becker influyó aún más en el escultor expresionista Bernhard Hoetger, quien diseñó el famoso Böttcherstraße, una calle en el corazón del centro de Bremen. El pintor Fritz Overbeck también instaló su estudio en Worpswede, donde encontró inspiración en los páramos que lo rodeaban.

worpswede-overbeck-styylish
«Campo floreciente de trigo sarraceno» de Fritz Overbeck, 1900

El Worpsweder Kunsthalle, un museo y mercado de arte de la colonia se fundó en 1919 y continúa funcionando en la actualidad.

Mantenerse fuerte: Worpswede en el 21S t Siglo

La colonia de artistas de Worpswede sobrevivió a dos guerras mundiales y experimentó un renacimiento creativo en la década de 1960. En la actualidad, es tanto un retiro para artistas de todas las artesanías como una atracción turística popular. El Museo Heinrich Vogeler, llamado así por uno de los fundadores originales de la colonia, exhibe la rica historia de la colonia.

worpswede-vogeler museo-estilo
El edificio principal de la colonia de artistas de Worpswede, que alberga el Museo Heinrich Vogeler

Los visitantes pueden ver un poco de la paz de los páramos que una vez sacó a Mackensen de la ciudad. Paseando por los terrenos, uno puede comprender la magia creativa que brota de la propia tierra. Y los edificios colocados en él, en particular la pintoresca «Haus im Schluh», podrían extraerse directamente de un cuento de hadas, al estilo clásico alemán.

Pero la colonia de artistas de Worpswede no solo es importante para los artistas famosos que instalaron su estudio allí. Tampoco es solo impactante por su estatus de hito contemporáneo. Inspiró a toda una región de artesanos comunes a encontrar un nuevo arte en su oficio. Los muebles, en particular, florecieron creativamente en Baja Sajonia justo cuando la colonia de artistas de Worpswede se había hecho un nombre.

Efectos secundarios del arte: mobiliario regional

En este conjunto de seis sillas del catálogo Styylish, podemos explorar el efecto del arte bien ejecutado en diseños simples. Los asientos de mimbre y las patas simples sugieren un diseño simple de granjero. El respaldo es tan intrincado y detallado, sin embargo, que las sillas saltan de su punto común y período.

worpswede-chairback-styylish
El pintoresco respaldo de la silla, ingeniosamente elaborado

Construidas alrededor de Worpswede a finales del siglo XIX, estas sillas presentan rasgos del Art Nouveau alemán, por ejemplo, a pesar de su sensibilidad rústica. La prolífica colonia de artistas que había comenzado a crecer en el pueblo inspiró directamente ese giro hacia la alegría.

De la mano de sillas como estas, podemos tener una idea del tipo de impacto que pueden tener los centros locales de creatividad. No solo los maestros de la colonia se benefician de la colaboración entre artistas. Los artesanos y artesanos que se ganaban la vida diseñando muebles funcionales de clase media se inspiraron igualmente en la belleza que estos forasteros urbanos vieron en su tierra.

Inspirando al mundo que te rodea

Al crear interiores con piezas de tiempos y lugares poco comunes, usted mismo está desarrollando lugares donde la creatividad puede prosperar. Traiga un mundo de inspiración a sus habitaciones y deje un impacto en usted, su familia y sus invitados. ¡Agregue una pieza única del catálogo Styylish a su hogar hoy!

Deja un comentario